« Volver

Alimentación adecuada durante el verano (Parte 1)

Jun 1, 2016

Muchos son los que en los meses previos al verano comienzan una lucha contra-reloj para perder peso de cara a la llega del buen tiempo, las vacaciones y la ropa veraniega.

Tras esos meses de restricciones en nuestra dieta, nuestro metabolismo se adapta a esta nueva situación de menor aporte de energía y trata de ser eficiente en sus funciones orgánicos con el menor gasto energético. Además, al llegar el verano –nuestra meta-, no pensamos en otra cosa que en comer todo lo que no hemos comido los meses previos.

El resultado: al terminar el verano vuelven a acompañarnos los kilos de más.

Podemos evitar este resultado y hacer del verano un momento ideal para alimentarnos bien y de forma saludable siguiendo unas sencillas pautas. Aquí encontraréis una lista de consejos de alimentación con la que será mucho más fácil tratar de evitar los kilos de más este verano:

  • Intentar respetar en la medida de lo posible los horarios de las comidas, aunque no comamos muy elaborado o en las cantidades habituales. Dicho de otra manera: no saltar comidas.
  • Hacer un desayuno completo: incluir algún lácteo, pan o cereal preferentemente integral y fruta.
  • Como la sensación de hambre también suele ser menor podemos reemplazar el 1º y 2º plato por un único plato que contenga todos los principales grupos de alimentos (cereales y pasta, carnes, pescado o huevo y verduras).
  • Seleccionar entre la enorme variadad de verduras que podemos encontrar en esta época del año las que más os gusten para preparar ensaladas y sopas frías (¡No os perdáis nuestra sección de recetas!). Así nos hidratamos y al mismo tiempo tomamos gran cantidad de antioxidantes que nos ayudan contrarrestar los efectos del sol.
  • Escoged las frutas de temporada como tentempié, en lugar de bollos o snacks.
  • Si vamos a un sitio con comidas incluidas tipo buffet, tratar de adaptar nuestras raciones a las de consumo habitual y elegir fruta de postre.
  • Si entre horas nos apetece tomar algo dulce podemos recurrir a endulzantes que no aporten calorías y con gran versatilidad en la cocina, que nos permite preparar prácticamente de todo sin perder calidad en la preparación.
  • Los helados son alimentos muy apetecibles en el verano. Os recomendamos que escojáis sabores frutales (al menos alguno de ellos) elaborados con agua en lugar de nata. Si son envasados revisar la etiqueta con su composición nutricional. También podemos elaborarlos en casa, triturando fruta y como al ser fríos la percepción del dulce se reduce añadir Truvía®, que aporta cero calorías.
  • Ojo con las bebidas con alcohol, nos aportan 7 kcals/g.
  • Aprovechar las horas más frescas del día para practicar deporte o simplemente darnos caminatas, paseos en bici, etc.
  • Y siempre, mantener una adecuada hidratación: bebiendo agua, yogures bebibles, batidos de fruta y limonadas que podemos endulzar con endulzantes cero calorías como la stevia. Como la hidratación es tan importante, vamos a hacer un post hablando exclusivamente de este tema. ¡No os lo perdáis!

Alimentación para el verano

Por la Dra. Viviana Loria. Nutricionista clínico e investigador en la Unidad de Nutrición y Dietética del Hospital La Paz