« Volver

Los errores más comunes “al ponerse a dieta”.

Ene 17, 2017

La gente comienza los programas de pérdida de peso por muchos motivos, algunos se ven forzados a perder peso a causa de problemas de salud, mientras que otros pueden estar influenciados por la presión de familiares y amigos, por vergüenza o incomodidad.  Cualquiera de estos factores puede ser una razón suficiente, sin embargo, a menudo se suelen cometer errores al realizar las dietas que conllevan al fracaso y a incrementar la sensación de frustración.

Uno de los errores más comunes es la búsqueda de resultados a corto plazo.  La gente desea perder mucho peso en el menor tiempo posible, y esto no es lo más saludable.  Siempre es importante recordar que el peso que se pierde rápido se recupera aún más rápido ya que generalmente esta pérdida rápida de peso es por reducción de líquidos y masa muscular y no de grasas que es lo importante.

Otro error es el de fijarse metas muy altas (Ej.: “debo perder 20 kg”), esto genera una sensación de derrota antes de comenzar.  Lo ideal es medir el éxito por el cambio en los hábitos y el estilo de vida y no por los kilos perdidos.

Muchos caen en la tentación de hacer dietas de moda o dietas milagro, estas a menudo son insostenibles, injustificadas e, incluso, riesgosas para la salud.  Es importante huir de estas dietas y desconfiar de las soluciones milagrosas.

El centrarse sólo en la dieta también suele ser un error común, olvidando otro de los pilares fundamentales para la pérdida de peso como lo es la actividad física.  La dieta muchas veces conlleva a una reducción del metabolismo basal con el consecuente estancamiento en la pérdida de peso, para evitar esto debe complementarse con la actividad física.

También es muy común saltearse comidas, a veces el desayuno y otras la cena.  Esto favorece al picoteo y a llegar a la comida siguiente con hambre desmedido.

Al hacer dietas para la pérdida de peso suele existir la tendencia a huir de los hidratos de carbono: pan, pastas, cereales, legumbres, son entonces desterrados y a cambio se aumenta el consumo de otros alimentos como carnes y quesos, ricos en grasas y por lo tanto con mayor aporte calórico.

No se pese diariamente, esto puede resultar desalentador y estresante. No se debe olvidar que lo importante es la pérdida global de peso desde iniciar el plan y no las fluctuaciones diarias.

El recurrir a fármacos milagro sin indicación ni seguimiento médico puede ser también un gran error, ya que no sólo favorecen a una ganancia de peso mayor de rebote, sino que pueden resultar muy peligrosos para nuestra salud.

Por todos estos errores que muy comúnmente son llevados a cabo, es importante recordar que a la hora de perder peso lo importante es ponerse en manos de un especialista, estar motivado y ser perseverante.

Errores-dieta.jpg?mtime=20161124071433#a