« Volver

Ventajas de las comidas realizadas en familia

Nov 23, 2016

La familia tiene un papel clave tanto en la calidad de la dieta de los
niños como en el  desarrollo de los hábitos alimentarios que le
acompañarán el resto de sus vidas.

La familia es la que determina los alimentos disponibles y accesibles en
el hogar, proporciona la estructura de la comida, decide cuándo ocurren
y qué se ofrece en ellas. Además, transmite actitudes hacia el alimento
influyendo sobre el desarrollo de las preferencias sobre determinados
alimentos y el rechazo hacia otros.

Factores como el tiempo disponible para preparar los alimentos y las
horas de trabajo de los miembros, son factores de gran influencia sobre
las características de los alimentos consumidos por la familia y el
estado nutricional de sus integrantes. Los cambios sociales que
acontecen en los últimos años como la incorporación de la mujer a la
vida laboral, una disponibilidad horaria distinta entre los integrantes
de las familias o el incremento del número de familias monoparentales
han ido dejando atrás la maravillosa costumbre de comer en todos juntos.

Las comidas familiares se relacionan con una alimentación de mayor calidad nutricional
tanto en niños como en adultos. Varios estudios ponen de manifiesto que
el comer juntos favorece un mayor consumo de frutas y vegetales (45%
más de probabilidades de cumplir con el objetivo de la OMS  de una
ingesta mínima de 400 g/día de frutas y verduras), un menor riesgo de
realizar un bajo consumo de productos lácteos o a una menor posibilidad
de saltarse el desayuno. Las comidas realizadas en familia se han
asociado también a un menor consumo de energía, grasa y bebidas
azucaradas.

Además, las comidas familiares pueden contribuir a la prevención de enfermedades como la obesidad o los trastornos de la conducta alimentaria.

Recuperar las comidas familiares representará un gran paso en favor del estado nutricional de padres e hijos y de una mayor calidad de vida.

Comer-en-familia.jpg?mtime=2016112404004